David de Miranda corta un rabo en las ‘Colombinas’

El novillero consigue los máximos trofeos de un gran ejemplar de Villamarta de vuelta al ruedo.

14386353445036

David de Miranda ha salido a hombros junto a Rafael Serna, tras cortar un rabo J. YAÑEZ

A la buena novillada de Villamarta le faltó trapío. Alguno de los utreros que saltaron al ruedo de La Merced eran más propios de novilladas sin picadores. Se trata de cuidar a lo que empiezan, pero todo tiene unos mínimos. A pesar de ese detalle, que tiene mucha importancia, la novillada fue buena por nobleza y movilidad. El cuarto, muy chiquitito y cómodo de cabeza, fue excelente y recibió el premio de la vuelta al ruedo. Su lidiador, David de Miranda, le cortó las dos orejas y el rabo. Desde 1989, Espartaco como premiado, no se cortaba un rabo por un lidiador a pie en La Merced.

El chaval de Trigueros, el de mayor bagaje del cartel, cuajó de forma sobresaliente a Acusonero. Fue una faena intensa con todos los detalles que la modernidad ha impuesto en la tauromaquia de nuestros días. Comenzó con pases por la espalda, siguió con el toreo fundamental por ambos pitones y acabó con manoletinas. La obra de Miranda tuvo como virtudes esenciales el temple exquisito y la ligazón. No cabía otra cosa ante un novillo tan bueno, pero ante este tipo de reses se espera a los buenos toreros. Mató de una estocada atravesada y el entusiasmo popular llevó a sus manos las orejas y el rabo, al tiempo que al novillo se le premió con la vuelta.

Antes, el mismo torero había estado menos acertado con el que abrió plaza, también muy bueno. Un quite por saltilleras demostró su valor y quietud. En el cuarto fueron tafalleras. En esa faena al primero hubo menos acoplamiento y algunos enganchones deslucieron su labor, que no fue bien rematada con la espada.

El otro torero local, Alejandro Conquero, fue todo el festejo un torero bullidor y entregado. Al primero de su lote lo recibió con una larga, le dio muchos pases de manera desigual, algunos más limpios y otros destemplados, toreó de rodillas al final en una tanda de derechazos y abrochó con las inevitables manoletinas. Fue una labor de entrega algo acelerada que tuvo un remate pésimo con los aceros.

El quinto novillo no ayudó al joven onubense. Le cantaron desde el tendido en una manía absurda que habría que prohibir, pero el cante lo dio el astado que se quedó muy corto y deslució la faena de Conquero, que otra vez dio un mitin con la espada.

Debutó con picadores Rafael Serna. Es posible que haya lidiado novillos más fuertes como erales. Su faena al sexto puede ser una buena muestra de sus posibilidades. Lo recibió a portagayola. El comienzo con la muleta a media altura fue señorial. El torero, sereno, se explayó por la derecha en muletazos con prestancia y empaque. El buen novillo de Villamarta fue toreado de forma exquisita y bella en una faena que debe ser el comienzo de su trayectoria. No cabe más regusto en su labor. Serna explicó el toreo eterno. Un espadazo le puso las orejas en las manos. Buen debut del sevillano.

Sorteó para su debut un novillo muy soso. Rafael, algo nervioso, se asentó en una faena de trazos clásicos con más toreo por la derecha que por la izquierda. La estocada puso en sus manos la oreja, primera de su andadura por este escalafón.

El Mundo

Ir a portada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s