Fernando González Cuadri: “Me gusta que reconozcan mi trabajo y mi esfuerzo personal”

Tras ver cómo el negocio por el que apostó en Trigueros no prosperaba al ritmo esperado, el triguereño decidió probar suerte en otro país. Así llegó en noviembre de 2012, y con 35 años, a la ciudad británica de Chester. No se arrepiente de la aventura emprendida.

Bufet-de-Navidad

Fernando González Cuadri, reside en Reino Unido desde finales de 2012.

Formado como técnico especialista en cocina y turismo, el onubense Fernando González Cuadri decidió hace algo más de tres años salir en busca de nuevas oportunidades laborales en Reino Unido. Tras verse obligado a aparcar un proyecto que emprendió junto a su hermano, y que no terminó de arrancar por la crisis económica, el joven triguereño de 38 años, apoyado por su familia, tomó rumbo a la ciudad inglesa de Chester, pequeña localidad romana ubicada al noroeste de Inglaterra.

La elección del emplazamiento no fue casual. Tal y como nos cuenta el onubense, en Chester reside su gran amigo Sergio, ciudad que Fernando conoció en el año 2006 cuando asistió a la boda de Sergio y Anna.

El bajo nivel de inglés con el que nuestro ‘Onubense por el Mundo’ aterrizó en las islas británicas hizo que, a juicio de Fernando, sus comienzos fueran más complicados si cabe, y no exentos de dificultad. En el plano laboral se inició ejerciendo como camarero en un hotel de cuatro estrellas, empleo en el que fue progresando hasta ser él, junto a su superior, quien se encargara de elaborar los menús semanales. Con el deseo de seguir avanzando -ya que contaba con una gran experiencia en el sector-el joven aceptó una oferta de otro establecimiento hotelero de la ciudad donde actualmente ejerce como jefe de partida en la cocina.

Comienzo-como-camarero-Hanna-e-Ilse-2013

A su llegada comenzó a trabajar como camarero en un hotel de cuatro estrellas de Chester.

– ¿Qué te llevó a mudarte el Reino Unido?
– Haciendo una pequeña introducción, os cuento que tras una larga dedicación, devoción y sacrificio por mi formación profesional como gran emprendedor que me considero, decidí, con el apoyo de mi familia, montar mi propia empresa en 2008, obrador de Pastelería González y Cuadri, en Trigueros. Un año después, sumé junto a mi hermano a este proyecto el alquiler de un restaurante de gran nombre que se encontraba en horas bajas. El objetivo era levantar el restaurante uniéndole una línea en pastelería y repostería. Seguimos con este proyecto hasta mediados de 2011. Los años fuertes de crisis económica nos hicieron ver que la recompensa a nuestra labor no llegaría nunca, ya que los números no eran los aconsejados. Ese fue el motivo por el que dejamos nuestros proyectos parados, y que a día de hoy sigamos pagando al banco las inversiones realizadas.

En este sentido, fue la crisis, así como el trato con los empresarios y clientes con los que me relacionaba los que me ayudaron a entender que no era el momento de mi proyecto, por más empeño y sacrificio que depositara en él. Indagué entonces varias opciones, pero elegí la de comenzar un nuevo proyecto en Inglaterra. Mi idea era buscar una estabilidad donde – a pesar de tener que ponerme al día con el idioma- poder desarrollar mi potencial profesional y proyectos en unos años.

– ¿Por qué Chester?
– Pues fue tras la visita a esta ciudad, en 2006, por la boda de mi compadre Sergio y su mujer Anna.

Mi compadre conoció a una chica inglesa, Anna, que estudiaba en España nuestra lengua. Tras unos años de noviazgo ellos se casaron y tuve la posibilidad de conocer esta maravillosa ciudad que me encantó. Una ciudad pequeñita, romana y con un estilo inglés muy especial que os contaré más adelante. Una ciudad donde a cualquier sitio puedes ir andando, o como mucho usar un autobúss. Y si quieres hacer turismo, se encuentra bien comunicada. La ciudad alberga un río precioso, una catedral magnífica rodeada de parques verdes donde corren las ardillas, vuelan palomas y cuervos y donde la gente se tumba a tomar el sol.

Una ciudad conocida por ser la tercera más importante de Inglaterra por sus carreras de caballos. Durante todo el año pasan miles de turistas de todo el mundo por este rincón inglés, y se podría comparar en nuestra Andalucía a la ciudad de Marbella. El nivel económico es alto y en sus calles no suele verse suciedad, ni delincuencia, ni mucha gente pidiendo por las calles. Ellos tienen varias religiones y en las iglesias anglicanas tienen comedores donde la gente que no puede comer va allí y se le da de comer, otras iglesias tienen una zona de cafés o menús muy económicos.

– ¿Cómo recuerdas los primeros días?
– Realmente recuerdo mis primeros días como un gran impacto en mi cabeza, ya que hasta que no llegué aquí no fui lo suficientemente consciente de lo bien y cómodo que vivía en nuestro país. Todo era diferente, no entendía a nadie, hasta para pedir lo más básico necesitaba apoyarme en alguien para cualquier cosa que necesitaba.

Esos comienzos fueron muy duros, y en más de una ocasión pensé en marcharme a casa. Con esta edad y sin tener nivel de inglés alguno, me sentía muy frustrado. Pero la fuerza de voluntad y la fe en nuestro Señor me dieron fuerzas para superar todas las barreras. Es muy duro querer expresarte y no poder hacerlo, el que seas profesional de una rama y no puedas desempeñar esa labor, que te traten como a un niño con cuerpo de hombre y se rían de ti porque no entiendes. Que pierdan la paciencia y te hablen indebidamente… son experiencias y sentimientos que no se suelen contar y que la mayoría de la gente que está fuera como yo, se lo come y se calla. El ver que tienes un dinero que al cambio a la libra es insignificante, que tienes que comer lo mismo todos los días. El saber que empiezas a trabajar y no sabrás si será ése tu último día de trabajo porque tu inglés no mejora en días. Por otro lado, tienes que pensar que tienes que pagar el alquiler de donde vives aquí en Inglaterra, pagar las letras en España al banco, tienes que comer, salir y gastar lo mínimo para relacionarte con la gente y acelerar la mejora de tu nuevo idioma. Que tienes que pagar unas clases de idioma…

Lo mejor es tener un objetivo, y además sabes que, una vez superes el año, todo será un poco más fácil. La gente te empieza a conocer y valora tu esfuerzo. Consigues superar esa frustración y consigues hacerte un hueco entre los ingleses en el trabajo. Cuando te mudas a un país extranjero lo mejor es ir a vivir con una familia nativa y así perfeccionar rápidamente el idioma, pero con mi edad es algo que muy difícil. Estas familias piden gente mucho más jóvenes.

– ¿Cuál era tu nivel de inglés al llegar y qué nota le pondrías a tu manejo del idioma actualmente?
– Mi nivel de inglés diríamos que no llegaba a un básico. Tenía el nivel que dejé en 3º de BUP. No obstante, el haber trabajado con personas con diferentes acentos como los de Manchester, Liverpool, Chester, Escocia, Gales, Polonia, Bulgaria, Lituania, Ucrania, Turquía, China, Italia o Portugal, entre otros, hace que te amoldes y realmente superes a los mismos ingleses, ya que ellos sólo se prestan a entender a los de su acento. Normalmente si tú no pronuncias el acento de la región donde te ha tocado trabajar y vivir, ellos no te entienden ni hacen mucho por entenderte. Tras tres años y medio que llevo aquí, podría decir que es ahora cuando realmente, además de defenderme para conseguir lo que necesito, cuando comienzo a entender gran parte de esas cosas que anteriormente he comentado.

– ¿Dónde trabajas actualmente? ¿Qué funciones desempeñas?
– Estoy en uno de los hoteles de cuatro estrellas que tiene esta ciudad. Son ya dos años y medio los que llevo en este hotel, donde soy jefe de partida en la cocina. Voy rotando por todas las partidas que una cocina tiene: entrantes, vegetales, segundos platos, postres y el caliente que se manda para los dos bares que tiene el mismo hotel.

– Con anterioridad tuviste otro empleo, ¿no es así?
– Anteriormente trabajé durante un año en otro hotel de cuatro estrellas donde comencé mi andadura en esta ciudad. Primero como camarero recogiendo y montando mesas para desayunos, ya que mi nivel de idiomas era muy bajo y, a los tres meses, pude pasar a trabajar a la cocina elaborando los postres y entrantes. Más adelante, partir del quinto mes comencé a hacer los segundos platos y a crear un menú junto al jefe de cocina. Menú de 12 platos que se cambiaban semanalmente, además de mantener los de la carta que eran de la cadena hotelera. No obstante, como mi contrato de jefe de partida tardaba en llegar por temas burocráticos de las compañías inglesas, decidí cambiar al hotel donde actualmente sigo trabajado hasta el día de hoy.

– ¿Qué destacarías de Chester?
– Destacaría de ella la arquitectura, el mantenimiento y el encanto que tiene la ciudad. Se dice de Chester que es una ciudad con un pasado romano y medieval, con un corazón victoriano. La mayoría de los principales edificios de la ciudad datan del siglo XIII y fueron restaurados por lo que se conoce en la ciudad como el Renacimiento blanco y negro, donde los arquitectos se basaron en la madera medieval y en los edificios de origen Tudor que estaban en mal estado. Una de las insignias de la ciudad es un reloj grandioso que se construyó con motivo del Jubileo de la Reina Victoria en 1897.

– Cuéntanos, ¿Cómo es tu día a día?
– Mi día a día es levantarme -hasta en las jornadas de descanso- a las 8 de la mañana. Desayunar, ir a trabajar, volver del trabajo y hacer mi comida típica, como en casa de mamá y papá. Después, volver al segundo turno de trabajo, llegar, preparar la cena, asearme e irme a la cama. Es muy triste pero realista, ya que aquí no se puede fallar, tienes una gran responsabilidad y más aun siendo extranjero.

– ¿Qué es lo que más te gusta de tu vida en Reino Unido?
– La verdad es que nadie se suele meter en tu vida, ya que son muy independientes. En este sentido, tanto en el trabajo como en la calle, sientes más intimidad, respeto y seguridad. Trabajas cuanto necesitas, y está bien visto el cambiar de trabajo para progresar. Por otro lado, el que la moneda sea más fuerte nos beneficia a la hora de ahorrar. A la lista de cosas que me gusta sumaría el hecho de que reconozcan mi trabajo y el esfuerzo personal por adaptarme a la cultura inglesa. Otro aspecto positivo es que la gente dona lo que no necesita en tiendas de caridad , y está bien visto que la gente vaya a comprar esas cosas.

– ¿Qué pensó tu familia cuando tomaste la decisión de marcharte?
– Ellos pensaron que era algo muy positivo para mí, además de bueno para ver las cosas desde otro punto de vista. Desconectar de todo comenzando una nueva etapa donde pudiera obtener mejores resultados que los que nuestro país que nos brinda.

– ¿Qué balance harías hasta el momento de tu experiencia en Reino Unido?
– Para mí el estar aquí en Reino Unido está siendo una experiencia fundamental en mi vida. Experiencias en el plano laboral, sentimental, espiritual, humano y económico.

– ¿Qué echas más de menos?
– Realmente echo de menos a mi familia, a mis verdaderos amigos, y el sentirme libre cuando hablo mi lengua nativa, También el clima cálido de nuestra tierra.

– ¿Cuáles son tus aspiraciones a corto plazo? ¿Te planteas volver a Trigueros?
– Actualmente tengo una gran propuesta del dueño de este hotel, que desea tener una pastelería y quiere que yo sea la persona que dirija el proyecto. La verdad es que el ser autónomo aquí es algo muy fácil y económico cuando ya dominas o tienes un nivel de inglés bastante bueno. El plantearme volver a nuestra provincia aún no lo tengo muy claro, pero sí tengo planes de ir a otra ciudad más turística donde podría dedicarme a la enseñanza en mi profesión.

– Un mensaje a los triguereños
– Recomendaría a toda persona joven que saliera al extranjero, sea cual sea el país, y que se enriquezca con esa experiencia. Saliendo las cosas se ven muy diferentes, extrañando muchas veces el apoyo familiar.

Huelva Buenas Noticias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s