Archivo de la categoría: Opinión

Las bragas de Trigueros

image_content_17722653_20160221231840

Mi afición a las tabernas es de toda la vida, desde niño, cuando me metía en la de Mariquita Méndez de Palomares para escuchar las historias de los viejos del pueblo, sus batallitas de mozuelos, la forma que tenían de cortejar a las mocitas. Entonces no escribía, pero almacenaba historias. Baroja dijo que para ser escritor bastaba con tener algo que decir con frases propias o ajenas, aunque si tienes tus propias vivencias, mejor. El pasado sábado me contaron en Palomares una historia increíble ocurrida en la localidad onubense de Trigueros. Resulta que fue un día a cantar Marifé de Triana, cuando empezaba, se alojó en una pensión y al irse se llevó unas bragas de la dueña de la casa, supongo que por error. Al darse cuenta la señora de que le faltaba tan apreciada prenda y de que solo se la había podido llevar la artista, y sabiendo que su próxima gala era en Huelva, se plantó en el hotel donde se hospedaba para reclamarla, recuperando así sus calzas. Esta anécdota y la de un triguereño que le compró una radio a un moro en un bar, pero a plazos, me han fascinado.Tenía que contarlas.

Manuel Bohórquez

Crítico flamenco

El Correo de Andalucía

Anuncios

‘Mariposas Blancas’ en Trigueros

Crítica de Domingo Prieto al espectáculo flamenco concebido, diseñado y producido por la Asociación Musical Colombina que rinde homenaje a la obra más universal de Juan Ramón Jiménez ‘Platero y yo’.

Un momento del espectáculo Mariposas Blancas representado en Trigueros. /Foto: Alberto Gallego.

Un momento del espectáculo Mariposas Blancas representado en Trigueros. /Foto: Alberto Gallego.

No es fácil llevar a la escena el mundo poético de Juan Ramón Jiménez y más difícil aún si se trata de poner sobre un escenario estampas de la historia y el espíritu de Platero y yo. La tentación de caer en un ternurismo fácil, en un sentimentalismo dulzón era grande y peligrosa.

El libro en prosa del poeta de Moguer, de cuya publicación se cumplen ahora 100 años, ha sido abundante fuente de inspiración desde la falsa creencia de que era un libro infantil, un libro escrito sólo para niños. La belleza y profundidad de su escritura, dentro de su exquisita sencillez, ha sobrepasado hace tiempo esa etiqueta y ha entronizado a “Platero” como una de las cumbres de la lírica en prosa de la literatura española.

Por eso es más de admirar lo conseguido por Abel Moreno y su equipo de la Asociación Musical Colombina al montar esta recreación musical sobre la inmortal obra, a la que han denominado ‘Mariposas blancas’. Recreación especialmente audaz porque se ha realizado sobre música flamenca: toque de guitarra, cante y baile, con el aditivo de clarinete y percusión sin perder nunca la línea flamenca que la inspira.

El elenco de artistas que participan en ‘Mariposas blancas’. /Foto: Alberto Gallego.

El elenco de artistas que participan en ‘Mariposas blancas’. /Foto: Alberto Gallego.

La estructura de la obra consiste en intercalar, con justa medida, pasajes de lectura de capítulos de Platero (realizados con propiedad y mesura por el profesor Juan Campos en una sorprendente colaboración), con las intervenciones musicales todas de gran calidad de jóvenes artistas: el clarinete del propio Abel Moreno, la percusión de Nicolás Pérez, las guitarras armoniosas y eficaces de Paco Cruzado y Joaquín Brito, el baile elegante de Elisa Vélez y el cante poderoso y sentido de Laura Oliva. Las letras de los cantes, inspiradas en “Platero” e incluso entresacadas de sus textos, han sido compuestas con estilo y sensibilidad por Manuel Contioso.

En el florilegio flamenco que se desarrolla en ‘Mariposas blancas‘ sobresale la amplia selección de fandangos de Huelva de las más variadas procedencias, ya que hasta 11 o 12 estilos distintos creo recordar. De igual manera ocurre con la importante presencia de los cantes de ida y vuelta (guajira, rumba, vidalita, colombiana) que contrastan con los fandangos desgranando sus melosas cadencias. Todos los cantes los interpreta con conocimiento y gusto Laura Oliva.

El Teatro Municipal de Trigueros, lleno a rebosar en la noche del viernes 7 de noviembre, rompió a aplaudir en muchos momentos de la obra y lo hizo con verdadero entusiasmo al final de la misma.

‘Mariposas blancas’, por la audacia de su creación y por la solidez y belleza de su realización merece una amplia divulgación por los escenarios onubenses y andaluces.

Estoy seguro de que Juan Ramón hubiese aceptado satisfecho este homenaje flamenco a su inmortal obra. No en balde manifestó decidido su apoyo al flamenco cuando aparece como firmante de la solicitud para la celebración del aquel histórico Primer Concurso de Cante Jondo que, auspiciado por Manuel de Falla y el joven Federico García Lorca, tuvo lugar en Granada en el año de 1922.

Domingo Prieto

Huelva Buenas Noticias

Ir a portada

Las fiestas de San Antonio Abad, tradición, cultura y religiosidad

Opinión

Las fiestas de San Antonio Abad absorben por completo la vida de los triguereños en torno a la figura de su santo Patrón, de tal manera que con las múltiples y variadas vivencias y tradiciones, ritos y ceremonias que se desarrollan y se viven durante el mes de enero no quede tiempo ni para un respiro.

Podemos distinguir claramente, en nuestras fiestas patronales, entre aquellas actividades que en torno a la figura singular de santo podríamos definir como tradicionales y culturales -envueltas siempre de devoción popular hacia el santo Patrón- y que tienen lugar en las casas, en la calle, en el campo…; y las específicamente religiosas y espirituales que se celebran dentro de nuestro templo parroquial.

Unas y otras forman parte de un todo armónico y variado que envuelve a Trigueros en un ambiente de estrecha comunión, amistad y alegría entre todos sus habitantes, que se prolonga hasta la amplia y generosa acogida a nuestros visitantes.

Entre las actividades tradicionales y culturales podemos reseñar la recogida de matorrales para las candelas en un día de campo, los repiques de campanas anunciando la proximidad de las fiestas o la solemnidad festiva del día grande, la exquisita limpieza de los hogares para recibir dignamente la visita de su huésped de honor: San Antonio Abad, la organización por parte del Ayuntamiento de eventos culturales, deportivos y lúdicos, la intervención de la Banda de Música de la Asociación Músico-Cultural José del Toro en la Diana, procesión de tercia y traslados del santo; la magna procesión con la imagen del santo que acerca al Patrón hasta el domicilio de cada triguereño, recibiendo entre tanto y de manera intermitente la tiradas de sus devotos, simbolizando con ello el desprendimiento de las riquezas y la generosidad del santo para con los pobres; la rifa de cuatro hermosos cerdos como ayuda para sufragar los gastos de la fiesta, y la bendición de los animales por parte del santo.

Por lo que respecta específicamente a lo religioso y espiritual hemos de ubicarlo dentro de la parroquia con la novena, las vísperas solemnes del sábado y la tercia y misa solemne del domingo; liturgias que a través del canto de salmos, oraciones y plegarias nos ofrecen una reflexión íntima, profunda y silenciosa sobre las virtudes del santo y sobre las enseñanzas del Evangelio que nuestro santo Patrón tanto y tan perfectamente supo imitar durante su vida.

Son muchos los devotos que llenan cada día la parroquia para participar en estas liturgias, que además se propagan a todo el pueblo a través de la televisión local.

Muchos la viven intensamente y, gracias a su fe, les sirve de revulsivo espiritual y humano como camino de transformación y conversión personal, como primer paso para una posible regeneración colectiva de nuestra sociedad y para seguir en la lucha por hacer este mundo y de este pueblo un mundo y un pueblo más humano y más feliz.

Finalmente, no podemos olvidar que en el conjunto de los aspectos que conforman la belleza de estas liturgias ejerce un papel muy importante la participación de nuestra Coral Gaudeamus y su Coro Juvenil Voces Unidas, que asumen la responsabilidad de doce actuaciones en una semana con la interpretaciones de variadas obras populares y polifónicas y muchas horas de ensayo a sus espaldas.

A estas alturas tengo mis dudas de que todo este trabajo sea suficientemente conocido y sobre todo valorado.

Varios cientos de triguereños ha dado vida, solemnidad, prestigio y distinción a la novena y fiesta del santo desde el año 1973 hasta nuestros días de forma ininterrumpida; experiencia esta a la que no le encuentro parangón en ningún otro lugar.

Vaya para todos ellos, los de antes y los de ahora, -sin distinción- mi felicitación y acción de gracias por su voluntaria y generosa colaboración.

Que el santo bendito nos ayude a poderle cantar muchos años más.

Ildefonso Moreno Biedma / Director De La Coral Polifónica ‘Gaudeamus’

Huelva Información

Ir a portada

Obama es de los nuestros

EL desmedido eco que los fastos del relevo presidencial americano han tenido en España, como si la avenida de Pensilvania fuera La Castellana, me ha recordado aquella procesión de San Antonio Abad en Trigueros durante la II República. En Trigueros, uno de los cuatro pueblos que se ven desde El Conquero en el famoso fandango de Huelva, donde pastan los toros de Celestino Cuadri, sacan cada año en procesión a San Antonio Abad, ahora a finales de enero. Al Santo le tiran toda clase de alimentos, como retrasadas cestas de Navidad por entregas: pan, chorizos y hasta jamones y paletillas serranas, que los devotos cogen en su loor y gloria, en una procesión popular que comienza tras la entrega ritual de la imagen al pueblo por parte del alcalde y dura más de treinta horas sin interrupción. San Antonio Abad recorre todo el pueblo, parando en todas las casas donde encuentra la puerta abierta, mientras desde los balcones le tiran gloria bendita. Ya digo, supermercados enteros.
Durante los tiempos laicos de la II República, prohibidas de hecho las procesiones, se planteó en Trigueros un grave problema: ¿cómo sacar al Santo a la calle, si era lo que ahora se llama políticamente incorrecto? Un adelantado del relativismo halló la solución. Dijo: «Afiliemos a San Antonio a la UGT y así es de los nuestros». Y dicho y hecho. Afiliaron al santo al sindicato socialista y le extendieron su correspondiente carné. Y a la hora de montar la imagen del santo eremita en su paso, le pusieron en la mano, junto al cayado, su carné del sindicato. En el que decía: «Nombre, Antonio Abad; profesión, Santo».
Aquí, para poder sacar en procesión de gloria algo tan políticamente incorrecto como un presidente de un espanto imperialista y de un horror capitalista como son los Estados Unidos de América, hemos hecho como en Trigueros con San Antonio Abad cuando la República: le hemos dado a Obama el carné de los nuestros. Si se fijaron bien, verían ayer en la toma de posesión que cuando Obama ponía, como en la copla, la mano sobre el Evangelio, te lo juro yo que el bulto que se le veía en el pecho no era del chaleco antibalas, sino del pedazo de carné del PSOE que llevaba en la cartera. Carné donde al antonino modo de Trigueros ponía: «Nombre, Barack Hussein Obama; profesión, presidente de los Estados Unidos de América».
Por seguir con el universo de la copla, que repiquen las campanas y que quiten crespón negro a la Mezquita, a la Torre de la Vela y a la Alhambra de Graná, porque tenemos un presidente de Estados Unidos que es de los nuestros. Aquí en España los progres celebran tanto el sueño americano porque ha terminado la pesadilla de Bush, que era la suma de todos los males sin mezcla de bien alguno y con Guantánamo e Irak al fondo. Ese rodillo del Tintanlux celeste con el que salía Obama dale que te pego a la brocha demagógica en vísperas de su posesión es una metáfora. Obama se agarra a la brocha porque los progres le han quitado la escalera para subir al madero y quitarle los clavos con los que crucificaban hasta ahora a Estados Unidos, a los americanos, a las multinacionales, a los marines, a la leche que mamó la Coca Cola y, por supuesto, a Bush, que era un demonio. Con ese rodillo del Titanlux de Obama, que es el mismo que Felipe González usó aquí en 1982 para acabar con la separación de poderes y para enterrar a Montesquieu, los proges han pintado de rojo la Casa Blanca. No sé si han zapaterizado a Obama o han obamizado a Zapatero, pero nos los presentan como original y copia, hasta las mismas cabecitas reducidas tienen. Pónganle unas cejas circunflejas a Obama o pinten de negro a Zapatero para salir de beduino en la Cabalgata de los Reyes Magos, que verán que hasta en el físico tienen un aire. Con pista de baloncesto en la sede presidencial. Hasta las niñas son intercambiables. Y Sonsoles tiene algo de señora Obama. Los golpes de efecto de Obama en el comienzo de su mandato son los golpes de efecto de Zapatero en el comienzo de su mandato, anuncio de retirada de Irak incluido.
Así que tranquilos: Estados Unidos ya no es culpable. Ni de la crisis ni de nada. Obama es de los nuestros. Esperemos, al menos, que Hillary no vaya de Maleni, que eso sí que sería terrible, Maleni colocada de pesadilla en el sueño americano y haciendo de las suyas en el aeropuerto Kennedy.

Una medallita para el Alcalde

Opinión

Póngase usted también una medallita en el pecho, señor alcalde. Que sea de oro con brillantes, qué menos.

Póngasela en honor a su disimulado impulso por darle a nuestro pueblo el desarrollo que necesita para no seguir siendo la Bella Durmiente de la provincia. Póngase una medalla por su altanería, su soberbia y su despreocupación por todo aquello que no emane de sus neuronas de socialista obediente o no le sirva para perpetuarse en su bien pagado sillón. No se preocupe por nada, tiene usted sobradas razones para poder lucir con orgullo en la solapa la medalla al despropósito, al regateo político en aras de confundir el consenso con el ultimátum de la mayoría absoluta, a la mezquina idea de pensar que sus más convincentes razones se basan en el silencio cómplice de sus bien domesticados y atemorizados concejales o en sus golpes de autoridad malhumorada sobre la mesa consistorial. Es más, una medalla no es suficiente, dediquese también una calle, póngale su nombre a una fuente o a un jardín con farolitas subvencionadas y sin pagar, calle en honor al hijo pródigo, calle de la prepotencia o avenida del desgobierno, le viene como anillo al dedo. Y cuando tenga claro qué honores merece su labor y su gestión en este pueblo haga el favor de posar los pies en la tierra, poner un poco de orden en sus decisiones y dejar de tratar a Trigueros como su particular cortijo y a los triguereños y triguereñas como simples votantes o meros contribuyentes que sólo sirven para garantizarle su buen sueldo y el de sus concejales y concejalas.

Por la boca, se dice, muere el pez, y sus palabras demuestran su talante, usted, señor alcalde, no concede medallas, usted las impone. Por algo será. Cada día que pasa se le ve mejor y más claro el plumero.

Izquierda Unida

El Alcalde y el ancho de su embudo: más vale tarde que nunca

Opinión

Ha pasado casi veinticinco años desde que, el entonces Gobierno Municipal, adelantándose al futuro de Trigueros, y sin la disponibilidad de espacios como los existentes en la actualidad, como puede ser un parque o unos terrenos colindantes donde poco hay que añadirles para garantizar la vistosidad, apostó por el cambio de lugar para las fiestas de las capeas. Que si bien desde el principio no iban a alcanzar la perfección sí hubieran podido ir mejorando cada año, corrigiendo detalles que tenían menos aceptación.

Pero el cambio de Ayuntamiento llegó y los toros volvieron a donde nunca debieron, a partir de entonces cada año la necesidad de cambio se hacia más palpable, convirtiéndose Trigueros en un pueblo intransitable, con mucho problemas circulatorios y, sobre todo, la suciedad y peligrosidad estaban a la orden del día durante casi dos meses.

Por todas estas razones desde Izquierda Unida pensamos que ya era hora que llegara este momento y como la coherencia nos avala, con mucho gusto apoyamos la propuesta. El resultado ha sido bueno, la ciudadanía ha disfrutado, que es de lo que se trata, y el pueblo ha estado más transitable.

Pero los gobernantes socialistas son expertos en tomar el embudo por su parte ancha, como era de esperar a juzgar por el talante y la actitud que tienen en el uso de su vanidosa mayoría política. Como ejemplo, la carta que, firmada por el señor alcalde ha sido depositada bajo cada puerta de todos loa domicilios triguereños. Todo un esfuerzo sin precedentes para agradecer a los ciudadanos y ciudadanas la aceptación que ha tenido el retomado enclave para los festejos taurinos de este año. Todo un alarde de cinismo, sin dudas, sobre todo si tenemos en cuenta que para otras decisiones más polémicas el PSOE triguereño se limita a cerrar filas en falso y a imponer la ley del silencio como estrategia.

¿Por qué no informó de tantas idas y venidas?, ¿por qué no informó de la ruptura con el PP?, ¿por qué no mandaba otra carta cuando liberaba a tres concejales?, ¿por qué no ha mandado una carta similar el señor Cristóbal Romero para explicarnos la liberación de la concejala Antonia Patricia Cerullo?, ¿por qué no ha puesto el mismo ahínco para contarnos que, en plena crisis, va a rascar de los presupuestos municipales el abultado sueldo que ya está cobrando la edil socialista?, ¿por qué no nos explica qué trabajo desarrollan a diario los/as concejales/as, como se ganan el sueldo que todos/as pagamos con nuestros impuestos?, ¿por qué no le manda una de estas cartas de agradecimiento a los empresarios de nuestro pueblo que siguen sin cobrar sus facturas?. Debería explicarles claramente cómo se gastan los fondos municipales. Simplemente es una cuestión de decencia política, incluso de valentía, para no esconder la cabeza bajo el ala cuando faltan las razones para salir airoso de una gestión basada en el desorden y en la improvisación; pero es más fácil pregonar medias verdades con el populismo barato, con la política de saldo, pensar que el pueblo es ingenuo y que no se da cuenta de las torpes maniobras de sus gobernantes y de que esas medias verdades no dejan de ser, también, mentiras.

Desde Izquierda Unida proponemos al señor alcalde que, ya que parece animado a informar al pueblo, no se frene y siga con esta costumbre, si es posible con honradez y transparencia, y comunique a los/as triguereños/as los razonamientos y las consecuencias de sus actos políticos más controvertidos; aunque sospechamos, una vez más, que esta dedicación solo le surge al señor Cristóbal Romero cuando se acercan las elecciones o les asalta su reconocida prepotencia para pretender hacernos pasar a todos/as por el ancho de su embudo.

Asamblea Local de Izquierda Unida

Opinión

Si desea publicar un artículo en la sección de Opinión del periódico deberá enviar un mensaje con el texto, incluyendo el nombre completo con los dos apellidos y el número de documento nacional de identidad, a cartas.lavozdetrigueros@trigueros.org

El contenido de los mismos deberá versar sobre temas relacionados con nuestro pueblo, aunque el periódico se reserva el derecho de publicar algún otro artículo que por su calidad o interés merezca ser publicado.

1 de septiembre de  2008